Es el resultado de lo que me vaya sorprendiendo y le preste una especial atención. En general procura ser un espacio de reflexión de temas referidos al software libre o gratuito, tecnología y temas de impacto social desde algún extraño punto de vista (el mío).

domingo, 11 de mayo de 2008

Un sana sana y volví

Un sana sana y volví
Misma persona, mismo lugar, diferente situación, diferente apreciación

Hola, me ha tocado estar internado en un sanatorio privado en mi ciudad, y por suerte he superado el proceso, tanto de cirugía como de recuperación muy bien.
Los hechos que deseo plantear para esta reflexión son los siguientes
Fecha                                              Dependencia          Imagen que percibí
aproximada Persona Lugar         del enfermero         de la atención
                                                                    
Nov 2006     Yo         Hospital     Total,                       Excelente,
                                    Municipal   no podía caminar   tiempo normal de atención
                                                                                          del enfermero:
                                                                                          20 a 50 segundos. Muy atentos.
Dic 2006       Yo        Sanatorio   Total,                         Malo, tiempo normal de atención
                                    privado       no podía caminar    del enfermero: varios minutos
                                                                                           (2, 10, 20, 50 ó recibir la rta.:
                                                                                           ahora no hay enfermero porque
                                                                                           está en la guardia).
May 2008    Yo        Sanatorio     Parcial,                      Bueno,
                                    privado        podía caminar          casi no precisaba llamar
                                                                                            enfermero
                                        
Detalles:
En el hospital, me sentí muy cuidado, y controlado. Los tiempos de espera eran de sólo segundos en serio, y muy pocas veces pasaban el minuto, ocurría cuando se escuchaba que estaban atendiendo a otro en ese momento, situación muy lógica. Claro la sábana, colchones, pintura de habitación, etc. era más humilde o vieja, pero el trabajo que realizaban ahí, médicos, enfermeras, camilleros, gente de cruz roja, incluso voluntarios por si uno necesita algo, me hizo sentir que estaba en un buen lugar.

Al mes siguiente me tocó estar en el sanatorio privado, mejor habitación, colchón, etc., la comida era igual y buena, pero comencé a sospechar cuando la primera espera del enfermero duró 4 minutos, como esto persistía, comencé a tomar nota, por si era yo el que no tenía noción del tiempo, y con sorpresa encuentro que los tiempos de espera fueron en algunos casos de
9 minutos (con un llamado)
23 minutos (con 2 llamados)
51 minutos (con 3 llamados)
23 minutos (2 llamados, y la respuesta de una mucama en mala manera que no había enfermero porque está en la guardia, que sería como un quiosquito del sanatorio)
Esa situación, obvio que no ayuda al buen humor del paciente, y cuando te dejan con el tubito de suero o antibiótico VACÍO todo ese tiempo no cae bien, resultado: tortura con las venas.
La jefa de enfermeras, me pregunta si estaba todo bien (al octavo día de internación), digo si, pero… planteo las demoras. Me da una encuesta para llenar, lo completo, pongo ejemplos como aquí, pasan dos días, la encuesta seguía ahí, creo que al tercero o cuarto día que me la había dado es que la retira. Me pregunto si alguien la leyó, pareciera que no. No quiero decir que había enfermeros malos o algo así, sino que el sanatorio no le preocupa que un paciente se caiga de la camilla, le de un paro cardíaco, ataque de asma, epilepsia o algo así, porque en esos casos pude haber sido cadáver. O hay ahorro con pocas en enfermeras o algún otro problema pero así no funciona.
Quiero FELICITAR a una enfermera llamada Susana que me hizo sentir realmente muy cuidado y siempre preocupada y atenta para que nada me doliera.
En mayo de 2008, me toca nuevamente internarme, lo hago, con el prejuicio seguramente que me generó la última vez, (porque además podría hacer una lista de torpezas que ocurrían ahí, como pretender que me mueva solo en una silla de ruedas, 4 pequeñas, llegar y decirme que no presenté la solicitud de internación, etc.)
Bien, internación, cirugía, y a la habitación a recuperarse, al segundo día, me dice una persona que estaba conmigo, que bien que te atienden acá, o algo así, y le digo que sí, y entonces mis piensiaciones comienzan a fluir. Es que me sentía casi como en un hotel.
Comienza a resolverse el misterio cuando al cuarto día quedo solo, y lo más importante, ya me cambian de lugar la conexión del suero, y para colmo viene el enfermero más temible jajaja.
En un momento llamo y no vienen, mmm, esta historia ya la conocía.
¿Por qué no me había dado cuenta?, pues porque casi no llamaba al enfermero, podía ir caminando al baño, no “dependía” de su atención, si lo necesitaba la persona que estaba conmigo podía solucionarlo o buscarlo.

La reflexión que saco del hecho es la siguiente:
En primer lugar, que el hospital fuese “gratis” y público no lo hace malo. Muy por el contrario, ahí me sentí muy cuidado, y controlado. En el sanatorio tenemos, misma persona, mismo lugar, mismo motivo de internación pero diferente nivel de dependencia, y por lo tanto, muy diferente nivel de satisfacción en el servicio. Lo que me pareció curioso es que la misma persona podría dar la opinión de bueno o malo del mismo lugar con esa pequeña variante.
Si los del sanatorio leen este blog, que se dejen de embromar, están por debajo de un hospital municipal en satisfacción del “cliente”, (aclaro que cuando me retiraba pretendían que pagara la atención en la guardia, su quiosquito, para saber si unas ronchas que me aparecieron ese día, el 12vo día de internación en la espalda eran sin importancia, es decir que no les importaba si me retiraba “en buenas condiciones”)
Aumenten el presupuesto en enfermería, o bajen cantidad de camas por enfermero, o cambien la jefa, o lean las encuestas que hacen, o vean donde las tiran, lo que sea. Por el bien de los que vengan.



Oscar Reckziegel
Analista Programador Universitario
Docente
Tandil - Buenos Aires

2 comentarios:

arielmcorg dijo...

La verdad que es muy lamentable lo que contas Oscar con respecto a la atencion en las clinicas privadas.
Pero es logico que pasen estas cosas, con la salud se lucra mucho en este pais, es decepcionante pero es asi.
Lo mas importante es que realizaron un buen trabajo, estas bien, se soluciono el problema que tenias y lo demas quedara en el tiempo.
Y bueno espero que estes bien y repuesto pronto.

Un abrazo,
Ariel.

Oscar Reckziegel dijo...

Si, gracias Ariel, y muchas gracias al médico que siempre ha estado con muy buena disposición hacia mi, y al equipo de enfermeros, mucamas, etc. del hopital.